Páginas

domingo, 20 de abril de 2008

VIRGENES

virgen Hoy, 15 km después de mi ultimo rodaje en compañía de El Nitxi y Nicolás, me he quedado solo en el estudio y paro de trabajar para escribir este post.

Es el penúltimo post antes del tercer maratón. Sé que mi preparación, francamente deficiente según todos los runners, Gavelas y entrenadores medíaticos que podamos leer, no es preludio de ningún pronostico. Es imposible saberlo. Cualquier cosa puede pasar, desde el abandono hasta igualar mi tiempo en los anteriores, pues aunque no estoy, ni con mucho, en la forma del año pasado, sí es cierto que mis últimos rodajes me han colocado en las mismas sensaciones que he tenido antes de los dos anteriores.

Personalmente os diré que voy a salir a por esas cuatro horas y me sentiré muy feliz si logro no sobrepasarlas, pero también lo haré si le meto media hora mas y cruzo bajo el arco.

Solo quería aterrizar por aquí para haceros participes del agujerete que me empieza a crecer en el estómago, igual igual al de hace un año, delicioso y escalofriante, como una noche de reyes, como el que espera un acontecimiento.

Mi segundo maratón, me pillo en un momento anímico extraño, que me hacía interiorizar todo de una manera especial. Siempre lo recordaré como el maratón que corrí con la cabeza, sin piernas, pues no las tenia debidamente entrenadas, pero recorrido metro a metro con el corazón, a golpe de fuerza de voluntad, corriendo hacia dentro, hacia el pasado,  en lugar de hacia el km 42.

Este próximo, más sereno, mas tranquilo, debe ser el de la confirmación, el del conocerse más, el de analizar cada km pensándolo mientras lo recorro, antes de llegar a él.

Sobre todo los que lo hacéis por primera vez, disfrutad de él, de ese agujero, de ese escalofrío, de ese no poder dormir y dar vueltas en la cama. Y contad con que volverá a repetirse.

Salud, pequeños saltamontes. Estáis a punto de ser maratonianos. Casi nada.

11 comentarios:

Barney dijo...

Yo también voy a por el tercero y por supuesto las sensaciones que se viven en Maratón no se viven en ninguna otra carrera. Es algo muy especial y mágico lleno de épica, de aventura, de situaciones muy extremas... Es alucinante y altamente adictivo. No sé a qué ritmo saldré después de lo de la pierna pero espero poder acabarlo y volver a experimentar el subidón de la llegada tras haber paseado por los infiernos del km 35 al 40.
A los nuevos, prudencia que son sensaciones diferentes a las de las Medias.
Un abrazo a tod@s

Carlos dijo...

Ya sabes que por detrás de tí habrá un autobús a ¡cuatro veinte oiga...!, en el que serías muy bien recibido.

Mucho ánimo para tod@s y a disfrutar, que en el fondo sólo se trata, (o sólo se debería tratar), de eso.

SLOWPEPE dijo...

Para mí también va a ser el tercero. También corrí el segundo con la cabeza (o mejor decir sin ella). También me siento medio preparado, medio no. Y también ando ya con las mariposas en el estómago. Las ganas de soltaros in person uno de esos abrazos que tantas veces os mandé por la red ayudan a sobrellevar la espera. Voy a hacer un último post que iba a oler bastante a lo que huele este tuyo, mandando ánimos sobretodo a los debutantes (y al gran Barney, que anda renqueante). Veremos. Hasta entonces abrazotes, campeón.

SUI IURIS dijo...

Gracias por compartir tus sensanciones Morea. Voy de estreno el próximo domingo y también sospecho que estoy deficientemente preparado. No he conseguido cargarme de suficientes kilómetros semanales. No de los que sería conveniente. Por eso, me adhiero a las palabras de Rodrigo Gavela:"Aquéllos que se han atrevido con los 42 kilómetros con una mínima preparación, puede que sean considerados unos locos, unos irresponsables... pero en el fondo son unos aventureros. ¿No consiste en eso la verdadera aventura? En no saber uno a que se enfrenta, cuál va a ser el final, como le irá en el camino, con qué se encontrará, lo que padecerá, sus consecuencias físicas, psíquicas e intelectuales..."
VIVA LA AVENTURA y QUE SEA LO QUE DIOS QUIERA.

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Nos va a salir de puta madre Morea, ya lo verás, y aunque no bajes de cuatro horas, lo acabas fijo. Si yo fui capaz de acabarlo el año pasado sin entrenamiento en condiciones, sin tiradas largas, con el calor que hizo y sin agua en los avituallamientos!! Tú lo acabas fijo, fijo!!

Mucha suerte y un abrazo! :)

mayayo dijo...

Yo tambien guardo un muy especial recuerdo de ese Donosti07 Miguel.
Y una de las razones, el haberlo podido compartir contigo y con Encarni.

Por esa y por otras razones, sigo intentando estar el Domingo en el Retiro, contra viento y lesión.

Si no para 42k, iré para 21k 0 para 10...o para romperme las manos aplaudiendo desde fuera a cada MARATONIANO.
Como bien dices, es que eso no es cualquier cosa. :-))
Aúpa, que el oso corredor espera!!

Ah! Y no dudo que lo completaras bien, muy bien.

Pablo er fransé dijo...

Carísimo Elmo,

Te deseo una excelente semana de mentalización. Espero verte el sábado; y luego el domingo, tras la llegada. ¡Força!

Sylvie dijo...

Ese Elmo, que siempre va lloriqueando por las esquinas y luego se come las carreras con patatas y atún...

A mi aún no me han entrado ni nervios, pero no por tranquilidad corredora, sino porque cuando me canse me siento y chimpum...

Nos vemos en un ná!!!

Besitos.

German Alonso dijo...

Yo tengo las mariposas desde el domingo. De repente pienso que es imposible, que no voy a poder y abandonaré y al rato tengo la sensación de que no va a ser para tanto, que eso me lo corro con la gorra.

Lo que tengo claro es que estoy nervioso de narices. Me apunto al autobús de las "sub4", veremos que pasa.

Nos vemos el sábado. Abrazos.

cameo dijo...

Desde luego tienes que tirar de experiencia, sabes que la tienes y la experiencia en una prueba como el maratón ya sabes que es fundamental.

Te deseo lo mejor y que sufras lo menos posible, yo os estaré animando desde el salón de mi casa con un paquete de palomitas y un pañuelo.

Suerte.

Lander dijo...

que bueno sentir de nuevo esas sensaciones de la primera vez. Yo que tampoco lo he preparado bien, tendré que tirar de corazón, pero bueno como vamos sin hora... Supongo que ya llegaremos.
saludos.