Páginas

viernes, 15 de junio de 2007

QUIERO CORRER, QUIERO GRITAR.

 Hace 30 años, yo tenía apenas 7, pero recuerdo perfectamente el bullicio y la novedad que supuso en España, mi casa, las primeras elecciones en democracia.

Quiza se me quedó tan grabado, porque 4 años antes, cuando yo estaba a punto de cumplir 4, una tarde, se cerraron todas las persianas de casa y se apago la radio, que solo emitia una musica que a mi me parecia de desfile, y en las caras de mis padres, pude ver el miedo y en la calle hubo silencio y pude percibir sin saber lo que era el ahogo de un grito.

Quiza por esa noche, que se temió fuese de los cuchillos largos, despues vivi con tanta intensidad todos los acontecimientos que supusieron el cambio de regimen en esta, mi casa.

No podía ni con 4 ni con 7 años, imaginar lo que pasó aún treinta años atras, ni tampoco prevér lo que sería hoy, treinta años despues. Pero sin duda os digo, que al igual que cuando corro a solas por el campo, y me llega la musica a mis oidos desde el mp3 o simplemente el rumor de mis zapatillas machacando la tierra una y otra vez, al igual que en ese momento, cuando veo imagenes en la television de aquellos días, quiero correr y gritar, y sin saber por que una emoción se apoderá de mí y lleno los ojos de lagrimas, que nunca lloro, y fabrico un grito en mi pecho que no pasa de la garganta.

Al igual que en una carrera de esas a las que acudimos los domingos, hay protagonistas que corren a 3'/km y otros muchos que vamos detras. En los acontecimientos que hemos vivido, somos siempre populares, parte del peloton, casi siempre de cola.

Y sin embargo, tengo la conviccion de que sin nosotros, sin esa masa que empuja lenta pero implacable, esta carrera hubiese sido una vana competicion, sin ganadores, sin premio, sin heroes y sin historia.

Por eso, hoy, me dan de nuevo ganas de gritar, y de emocionarme. Y entre ese velo de lagrimas que no se lloran, lo veo claro al fín.

Que gran carrera hemos hecho. Que gran carrera.

 

PD: Como en todas las carreras, hay defectos y un sinfin de quejas. Los avituallamientos no son siempre igual para todos, los kilometros a veces no estan bien marcados, las alfombras de salida no funcionan siempre que uno quiere e incluso mas de uno no se encuentra en la clasificación final y puede sentirse excluido.

Sin embargo, esto es siempre mejor que no correr.

11 comentarios:

SlowPepe dijo...

¿Cómo era esa canción? ¿"Corre pueblo, corre"? Hace 30 años y hay que tenerlo más presente que nunca, ahora que la gente empieza a perder la ilusión por participar en SU democracia, lo que se pone de manifiesto en esos crecientes índices de abstención cada vez que se convoca al Pueblo a las urnas.

Las carreras las hacemos los populares, que decidimos participar todos juntos, cada uno a su ritmo pero corriendo en una misma dirección. Me gustó esa analogía. Sigues siendo un fenómeno.

anita dijo...

Es como algunos matrimonios, con el tiempo se pierde la ilusion, está en cada uno manterla y acordarse lo qeu costó o no llegar ahi.

HEY! qeu bueno tu banner....

BESO

Sylvie dijo...

Me ha gustado mucho tu reflexión...
Es fantástico ver que ese entusiasmo del que hablabas en tu anterior entrada sigue apoderándose de ti.

Sigamos corriendo, gritando y sintiendo que somos los amos de nuestra vida.

Besitos.

Wild Runner dijo...

Yo no viví esas elecciones, sino que las conozco solamente a través de una pantalla y de documentales. Pero lo que acabas de escribir es mucho más profundo que muchas de esas imágenes.

Saludos

Santi Palillo dijo...

Ese año además de votar algunos nos casamos... y seguimos "votando" con la misma ilusión que entonces aunque algo más carrozas ;-)

Pablo dijo...

Muy sentido homenaje, sí señor. Gracias, Elmo.

Carlos dijo...

Precioso Elmorea.

Yo ya tenía 13 años por aquel entonces y esos años en mi familia se vivieron con muchísima intensidad debido a su pasado político. Ahora tu entrada me los ha hecho revivir con intensidad y con la perspectiva de años.

Y tienes razón: ha sido una buena carrera, y mira que a veces nos ponen zancadillas...

Un abrazo.

Ana dijo...

¡Bravo! (aplausos entusiasamados)

Barney dijo...

Elmorea, sencillamente genial este post!! Me ha encantado como has descrito aquellos dias y la comparación con nuestro mundo del corredor. Sin esa masa de "populares", no habría carreras, es cierto. Quizás haya sido esta carrera la más importante de nuestras vidas y más si miramos unos cuantos de miles de kms al sur o al este de nuestro pais... Pienso en Sarajevo antes de la guerra, una ciudad 10 veces más grande que la mia y más moderna, y tan sólo pensar en lo que vino después... ufff!! Que frágil se rompe el hilo de la cordura humana (si es que existe)... que fáciles son las guerras... siempre las ha habido! Genocidios continuos mientras ahora los españoles podemos vivir tranquilamente. en fin, no me enrollo que hay para un debate. Sólo decir que en la posguerra española murieron miles de inocentes según capricho de los que tocaban a la puerta y se les antojaba que eras contrario al regimen. Asi, por capricho y sin más, en media hora te arreaban unos disparos y se acabó... es espeluznante!!! Reflexionemos acerca de lo que tenemos hoy en dia y pensemos en los que no pueden estar hoy viviendo esta realidad de paz y democracia. Saludos.

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Sin embargo, esto es siempre mejor que no correr.

Toda la razón llevas :)

ELMOREA dijo...

A todos los de arriba: Con vosotros/as, da gusto chicos/as, da gusto.